Qué Hacemos

Proyecto vital adultos

Proyecto vital adultos

Proyecto vital para personas con discapacidad psíquica (discapacidad intelectual, enfermedad mental o neurológica)

 

Muchas familias cuyos miembros presentan una discapacidad se encuentran en situaciones de dificultad y se preguntan: ¿Cómo puedo ayudarle a que se desarrolle plenamente? ¿En quién me puedo apoyar para cuidarle?

Creemos firmemente que nuestros servicios estarán a la altura de tus necesidades para que la situación vital de la persona con discapacidad y de las personas que le atendéis cambie desde la sobrecarga a la tranquilidad y al bienestar.

Trabajamos con personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental. Realizamos su valoración funcional y programa de atención individualizada, a través del que se identifican las áreas de mejora. Éstas incluyen tanto las dificultades, sobre las que podemos intervenir para superarlas o compensarlas, como las fortalezas y capacidades sobre las que trabajamos para potenciarlas.

Ayudamos a cada persona a encontrar y alcanzar sus sueños, proporcionando y coordinando todos los apoyos necesarios. Establecemos un profesional de referencia para cada persona que trabaja con el modelo de gestión de casos. Desarrollamos programas que potencian la calidad de vida como:

    • Promoción de la autonomía personal y la vida independiente.

    • Inclusión social a través de la participación en actividades ocupacionales y de ocio.

    • Estimulación cognitiva.

    • Mejora de las habilidades sociales.

    • Desarrollo formativo, escolar/profesional.

    • Desarrollo laboral/ocupacional.

    •  Apoyo para la vida independiente en el Domicilio

folleto informativo

 

Gestión de casos

Ponemos a la disposición de las familias de  adultos en situación de  dificultad un amplio equipo que trabaja en red para ofrecer todos estos servicios. Este equipo realiza intervenciones terapéuticas, de aprendizaje y asistenciales.

Las figuras fundamentales son:

      • El responsable del caso, profesional de la salud, psicología en nuestro caso, que valora, diseña los programas, los pone en marcha a través de sesiones en de psicoterapia en consulta con la persona adulta o la familia y el niño. Su trabajo se realiza principalmente dentro de la consulta.
      • Los entrenadores cognitivos, diferentes profesionales del ámbito educativo: maestros, pedagogos, psicólogos y educadores, que trabajan como profesores adjuntos llevando adelante los programas, realizando las intervenciones que tienen un alto componente de aprendizaje por lo que requieren de una frecuencia de sesiones elevada para que resulten efectivos. Trabajan los programas de entrenamiento cognitivo, apoyo escolar, entrenamiento para la mejora del comportamiento y de las habilidades sociales. Su trabajo se realiza principalmente en el medio de la persona.
      • En los casos en los que exista discapacidad o situaciones de gran dificultad, que necesitan de una intervención de tipo más asistencial, contamos también con cuidadores, diferentes profesionales del ámbito sanitario y social: enfermeros,  auxiliares de ayuda a domicilio, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, que realizan la atención sociosanitaria en el domicilio, la formación ocupacional, la inserción laboral de personas con discapacidad, la mediación comunitaria. Su trabajo se realiza principalmente en el medio de la personas

Este equipo trabaja en red, coordinándose con los profesionales del resto de servicios que atienden a la persona. Parte de las intervenciones con la persona se realizan en su medio, en su domicilio, en su centro escolar, en sus centros de ocio, en el caso de adultos en su centro laboral u ocupacional. Es necesaria también la intervención sobre el medio de la persona por ello, ya que es imprescindible que el medio entienda sus dificultades las acepten, conozcan y apoyen el programa de trabajo. Trabajamos en su medio donde sea necesario, con sus familias, parejas, entorno laboral u ocupacional y centros de ocio.

El trabajo realizado se basa en el modelo de desarrollo de las fortalezas personales de la psicología positiva que busca el desarrollo del potencial de la persona a través de la facilitación de las experiencias y los recursos que necesita para lograrlo y del modelo terapéutico en el que se valora el funcionamiento de la persona para superar y/o compensar las dificultades que lo limitan. Todo ello  buscando crear equipos que aprovechen los recursos del medio y los complementen para dar una atención integral, buscando que todas las necesidades estén cubiertas, incluso las más básicas, y que se trabaje en red; siempre buscando la inclusión social, el trabajo dentro del medio y la búsqueda de la consecución de la mayor autonomía posible por parte de la persona atendida con la menor intrusión del profesional.

 

Comments are closed.