Tratamiento psicológico en niños

¿Qué podemos hacer ante estas dificultades?

Con la intervención psicoterapéutica pretendemos que se dé un cambio en la manera de pensar y de actuar del niño en situación de dificultad y también en la de las personas significativas de su entorno. En la mayor parte de los casos la intervención psicológica comienza a la vez que se va realizando el análisis de la situación y de la forma utilizada para afrontarla. Estas sesiones psicoeducativas nos sirven para poder entender y aceptar los problemas, siendo ésta la base de cualquier intervención posterior destinada a activar conductas para afrontar mejor la situación. Ésta es la clave del éxito en la mayor parte de los casos y de la mejora del bienestar tanto del niño como de su familia. Las intervenciones realizadas se basan en la psicoterapia cognitivo conductual, la terapia interpersonal y la psicología humanista.

En muchos casos el entorno del niño reacciona negativamente ante sus dificultades. Reacciona con preocupación, desconcierto, enfado, o no sabe cómo ayudarle porque no conoce lo que está pasando, lo que produce un empeoramiento de la situación. Esta espiral negativa puede ir aumentando hasta que la situación se hace insostenible. Es muy importante trabajar con las personas más cercanas al niño, padres y profesores. Muchas veces se dedica más tiempo a la intervención con la familia y el centro escolar que a la intervención directa con el niño, ya que es imprescindible que las personas de su entorno conozcan y entiendan sus dificultades, las acepten y apoyen el programa de trabajo.

Orientación a familias, pautas para padres y madres 

El trabajo con el niño consiste en ayudarle a entender lo que está pasando y sobre todo a practicar/poner en marcha otras formas de actuar ante sus dificultades, herramientas que le permitan superar la situación con el apoyo de su medio.

En algunos casos es necesario apoyar al niño y a las personas de su entorno más allá de las orientaciones psicológicas que podemos darles desde el despacho. Por ello salimos de la consulta e intervenimos en su medio. Acompañamos al niño y trabajamos directamente sus dificultades,  en su domicilio o en donde sea necesario, a través del programa de entrenamiento cognitivo procedimental para la mejora de  las funciones ejecutivas orientándolo hacia la mejora del rendimiento académico, del comportamiento y/o de las habilidades sociales.

Tipos de dificultades con las que trabajamos habitualmente :

      • Trastorno por déficit de atención con y sin hiperactividad

      • Problemas de aprendizaje

      • Trastornos de ansiedad

      • Trastornos del estado de ánimo

      • Problemas de comportamiento

      • Trastornos que generan discapacidad intelectual

Estimulación cognitiva

Apoyo escolar

Mejora del comportamiento

Mejora de las habilidades sociales